Método de mantenimiento del generador de oxígeno doméstico

- Jun 14, 2019-

1. Inspeccione periódicamente el tanque de agua de humidificación del pequeño generador de oxígeno doméstico y limpie la suciedad dentro del tanque de agua de humidificación. Esto es propicio para la limpieza del oxígeno, especialmente los amigos que respiran oxígeno directamente, pero también para garantizar la limpieza del tanque de agua humidificada.

2. Compruebe periódicamente el sistema operativo del pequeño compresor del generador de oxígeno doméstico para ver si hay alguna fuga. Si hay una fuga, debe repararse a tiempo, de lo contrario la presión de la salida de oxígeno no alcanzará el nivel requerido, lo que afectará la producción de oxígeno y el efecto de absorción de oxígeno.

3. Compruebe el sistema de secado de aire del pequeño generador de oxígeno doméstico. Revise la secadora y el separador de agua para eliminar las impurezas. El método consiste en soplar primero la salida de oxígeno con la boca para aumentar la presión interna. Luego abra la válvula de salida de oxígeno para ventilar. Repite la operación unas cuantas veces para eliminar las impurezas del interior.

4. Compruebe si la interfaz del absorbedor de oxígeno y la salida de oxígeno del pequeño generador de oxígeno doméstico está envejeciendo y tiene fugas. Si hay una fuga, reducirá la presión de salida de oxígeno y afectará el efecto de absorción de oxígeno. Es mejor reemplazar el tubo de oxígeno con regularidad.

5. Compruebe el atomizador del pequeño generador de oxígeno doméstico para asegurarse de que haya suficiente humedad en el interior; de lo contrario, el oxígeno producido estará demasiado seco y las personas que inhalen aire seco durante mucho tiempo o que sean sensibles al tracto respiratorio tendrán una mala influencia. Es mejor reemplazar el agua del nebulizador con regularidad para asegurarse de que esté limpia y sea adecuada.